El «diamante» de Leipzig

Con la fábrica de Leipzig comenzó hace dos décadas la era de los cuatro puertas de Porsche.

   

El edificio se eleva 32 metros hacia el cielo. Desde lejos parece la torre de control de un aeropuerto, sin embargo, la forma cónica le recuerda a la mayoría de la gente un diamante tallado. Eso le ha valido su sobrenombre a la emblemática fábrica de Porsche. Y le va como anillo al dedo, porque el «diamante» es el reflejo de una brillante historia de éxito. Desde el comienzo de las obras en el año 2000 hasta el inicio de la producción del Porsche Cayenne solo pasaron dos años. La fábrica de Leipzig se construyó a toda velocidad y albergaba grandes riesgos empresariales. Sin embargo, su arquitectura es testimonio de coraje y no de temor. 

En ella, en paralelo al primer SUV, se construyó a partir de 2003 el superdeportivo Carrera GT: 1.270 ejemplares fruto de un trabajo manual. Además, el Cayenne cosechó un éxito inmediato como todoterreno especialmente deportivo, por lo que ya en 2004 se hizo necesaria la primera de las cinco ampliaciones que ha experimentado la fábrica. Los modelos Panamera y Macan dieron lugar a las demás ampliaciones. 

También se añadió la hibridización y la propulsión eléctrica. «Siempre hemos repensado y desarrollado Leipzig desde un punto de vista estratégico», explica Albrecht Reimold, presidente de producción de Porsche y presidente del consejo consultivo de Porsche Leipzig GmbH, una filial al 100 % de Porsche AG. «En el futuro, tenemos previsto seguir allí con otros modelos eléctricos».

Fabricación mixta:

Fabricación mixta:

en una de las naves de montaje más modernas del mundo, todos los modelos pasan por la misma línea de producción. Porsches Macan y Panamera, vehículos con motor de combustión e híbridos, y pronto también coches totalmente eléctricos.

Un equipo, una línea, tres propulsiones: uno se encuentra este lema por todas partes en las enormes naves de la fábrica. En camisetas, pegatinas o paneles informativos. La cohesión es grande, la fluctuación mínima. 4.300 personas producen actualmente en Leipzig más de 550 vehículos al día. «Nuestro éxito», afirma Gerd Rupp, «se debe fundamentalmente a nuestra plantilla de profesionales altamente cualificados y motivados». Él dirige la fábrica como presidente de la dirección de Porsche Leipzig GmbH. 1.000 robots de última generación ayudan a los empleados asumiendo por ellos fundamentalmente los trabajos incómodos desde el punto de vista ergonómico. 

Punto de unión de todas las sedes:

Punto de unión de todas las sedes:

los motores del Macan y el Panamera se fabrican en todo el consorcio y se envían a Leipzig. En la imagen se ve el premontaje del motor y la incorporación del tren de rodaje.

Un elemento destacado es el módulo 321, donde tiene lugar un enlace totalmente automatizado. Aquí, el chasis ya provisto de la cadena de transmisión y la carrocería sellan su unión para toda la vida. Gracias a una ingeniosa logística, cada pieza siempre se encuentra con las piezas que le corresponden. Vehículos de transporte no tripulados se deslizan sobre detectores de bucle de inducción y suministran todo lo necesario. Estos pequeños ayudantes son enormemente resistentes, inflexibles y puntuales. Están diseñados con esmero, según los famosos diseños de competición de Porsche. 

Enlace de alta tecnología:

Enlace de alta tecnología:

la carrocería, el motor y el tren de rodaje se unen de forma completamente automática.

Justo después de las estaciones de construcción de carrocerías, pintura y montaje, cada uno de los coches entra en la pista de pruebas propia de la fábrica. «Además», explica Rupp, «a cada cliente que viene a recoger en persona su coche se le ofrece una instrucción en la pista. Naturalmente, no con su vehículo nuevo, sino con un modelo equivalente». Hasta 2.800 clientes al año optan por esta experiencia. 

El circuito de 3,7 kilómetros se extiende ante el «diamante». El arquitecto de circuitos de Fórmula 1 Hermann Tilke diseñó el trazado. Seis pasos a máxima velocidad, seis puntos de frenado. El recorrido de doce metros de anchura cumple los requisitos de las competiciones automovilísticas profesionales y está certificado por la Federación Internacional del Automóvil (FIA). Se complementa con el recorrido dinámico de 2,2 kilómetros con superficies irrigables para cursos de conducción y frenado. 

Cuando se inició la obra no había ninguna infraestructura, lo que le ofreció a Porsche un amplio espacio para diseñar. La historia del recinto todoterreno de 132 hectáreas es una mezcla de mundos diametralmente opuestos. Lo que hoy es un centro constructivo tuvo en su día un carácter más destructivo. Desde el Imperio Alemán hasta 1999, los distintos regímenes políticos utilizaron el terreno para fines militares. En el actual recorrido todoterreno de seis kilómetros hay incluso antiguos búnkeres. El circuito ofrece 15 módulos, incluido un paso por agua de 100 metros y una rampa extrema con una pendiente del 80 %. La singularidad del terreno no es lo único que convierte la recogida del coche en la fábrica en una experiencia inolvidable. El centro para clientes incorporado al Porsche Experience Center les ofrece experiencias emocionantes al volante a conductores de todo el mundo con aspiraciones deportivas. Además hay visitas guiadas y una oferta gourmet al máximo nivel, que recientemente se ha abierto también a los visitantes espontáneos. 

Alto nivel de calidad:

Alto nivel de calidad:

en la auditoría diaria se toman vehículos aleatoriamente para revisarlos de arriba a abajo. El campo luminoso especial expone hasta el último detalle.

«A Fred eso le da exactamente igual», afirma Rupp con una sonrisa. El director está en una pradera delante de la fábrica. Enfrente tiene uno de los 75 uros que Porsche ha asentado en el lugar. Fred está feliz en el terreno cuidadosamente renaturalizado. Junto a los 25 ponis de Exmoor que viven en libertad, los tres millones de abejas y muchos otros animales silvestres. «Asumimos nuestra responsabilidad ecológica tanto dentro de las naves como en el exterior», subraya Rupp. Mientras que las aves, los corzos y los tejones disfrutan de un nuevo hogar en idílicas praderas, la sostenibilidad también se lleva a la práctica en la producción. Gracias al uso eficiente de las materias primas, los materiales y los medios de producción y a la optimización de los procesos. 

La lista de galardones de la fábrica es larga. Obtuvo, entre otros, numerosos premios por la protección medioambiental, la biodiversidad, el balance energético ecológico y la gestión de los recursos. En 2021, por ejemplo, el Lean & Green Management Award. Se presentaron 250 fábricas de más de diez países y 20 ramos industriales.

Patrocinio armónico de la cultura:

Patrocinio armónico de la cultura:

Porsche y la Orquesta de la Gewandhaus de Leipzig unieron sus caminos en el año 2011.

La producción en Leipzig se lleva a cabo íntegramente con electricidad de fuentes renovables. Solo las plantas fotovoltaicas propias suministran hasta 5.000 kilovatios hora al año. La planta de biomasa anexa a la fábrica cubre la demanda de calor del taller de pintura al 80 % de forma neutral en carbono. En cuanto al balance, el funcionamiento de toda la fábrica ya es actualmente neutral en carbono. Pronto se convertirá en una Zero Impact Factory, es decir, en un centro de producción que no deja ninguna huella ecológica. 

«Estoy especialmente orgulloso de nuestro centro de formación», cambia de tema Rupp. «Es maravilloso ver cómo los jóvenes inician aquí su futuro». La ampliación inaugurada en el curso 2021/2022 tiene 1.600 metros cuadrados, y la formación profesional ha crecido al ritmo de la sede durante dos décadas: de los cinco aprendices que había al principio se ha pasado a los 120 actuales, y vienen para quedarse. Esto también se debe a la filosofía del aprendizaje durante toda la vida como clave del éxito. Los profesionales especializados regresan periódicamente al centro de formación para seguir formándose. 

Trabajar en Porsche es sinónimo de buena reputación en Leipzig. La empresa crea puestos de trabajo y atrae a la ciudad ferial a turistas de todo el mundo con sus ofertas de experiencias. El fabricante de coches deportivos patrocina a la famosa Orquesta de la Gewandhaus de Leipzig y conciertos benéficos, y crea eventos culturales abiertos a todos. Este año, el programa cultural de la sede se completa con Wagner 22, un festival de ópera en honor al compositor Richard Wagner, nacido en Leipzig. En el ámbito del deporte, Porsche impulsa desde hace años el programa de fomento de jóvenes talentos Turbo für Talente junto con el RB Leipzig, el club de fútbol de la Bundesliga alemana. «En el apartado educativo, ayudamos sobre todo a niños, jóvenes y estudiantes socialmente desfavorecidos con programas de formación en la fábrica y becas universitarias», añade Gerd Rupp. Desde 2013, la empresa también mantiene una cátedra propia patrocinada de administración empresarial en la Escuela Superior de Comercio de Leipzig. «Nos hemos instalado aquí y hemos recibido mucho de la ciudad», resume el director de la fábrica, «pero también devolvemos mucho al entorno».

«Nuestro éxito se debe fundamentalmente a nuestro equipo.»

Gerd Rupp

550 vehículos
Ese es el número de ejemplares de los modelos Macan y Panamera que se producen a diario en la fábrica de Leipzig.

88 %
La mayoría de los vehículos tienen el volante a la izquierda. El suministro para todo el mundo se realiza directamente desde la sede, con conexión de ferrocarril propia.

3 turnos
De lunes a viernes se trabaja por turnos las 24 horas del día. Por lo general, los fines de semana se paran las bandas de montaje.

18 %
Uno de los equipamientos opcionales más populares son los asientos deportivos. Casi una quinta parte de los vehículos están equipados con ellos.

1.000 robots
En la fábrica de Porsche en Leipzig se emplean modernos robots especiales. Les facilitan mucho el trabajo a los empleados.

430 piezas individuales
Los componentes de la carrocería del Panamera se ensamblan con un empalme mecánico y térmico. 

Heike Hientzsch
Heike Hientzsch

Artículos relacionados

Datos de consumo

Modelos Panamera Sports Saloon E-Hybrid

WLTP*
  • 2,9 – 2,0 l/100 km
  • 66 – 45 g/km
  • 24,6 – 22,6 kWh/100 km
  • 46 – 56 km

Modelos Panamera Sports Saloon E-Hybrid

consumo combinado de combustible / emisiones combinadas de CO₂
consumo combinado de combustible (WLTP) 2,9 – 2,0 l/100 km
emisiones combinadas de CO₂ (WLTP) 66 – 45 g/km
consumo combinado de electricidad (WLTP) 24,6 – 22,6 kWh/100 km
autonomía eléctrica combinada (WLTP) 46 – 56 km
autonomía eléctrica urbana (WLTP) 49 – 56 km
NEDC*
  • 2,7 – 2,0 l/100 km
  • 62 – 47 g/km
  • 21,8 – 17,0 kWh/100 km

Modelos Panamera Sports Saloon E-Hybrid

consumo combinado de combustible / emisiones combinadas de CO₂
consumo combinado de combustible (NEDC) 2,7 – 2,0 l/100 km
emisiones combinadas de CO₂ (NEDC) 62 – 47 g/km
consumo combinado de electricidad (NEDC) 21,8 – 17,0 kWh/100 km

Macan GTS

WLTP*
  • 11,7 – 11,3 l/100 km
  • 265 – 255 g/km

Macan GTS

consumo combinado de combustible / emisiones combinadas de CO₂
consumo combinado de combustible (WLTP) 11,7 – 11,3 l/100 km
emisiones combinadas de CO₂ (WLTP) 265 – 255 g/km
NEDC*
  • 9,9 l/100 km
  • 225 g/km

Macan GTS

consumo combinado de combustible / emisiones combinadas de CO₂
consumo combinado de combustible (NEDC) 9,9 l/100 km
emisiones combinadas de CO₂ (NEDC) 225 g/km