Emocionante

El Taycan es reconocible como un Porsche a primera vista. Traslada fielmente el lenguaje estético de la marca al mundo de los automóviles eléctricos, donde dejará una huella indeleble.

  

«El diseño es ese momento en que la imaginación se convierte en algo visible. Cuando de lo intangible surge algo tangible». Michael Mauer, Director de Style Porsche

Proporciones deportivas

La flyline, la línea descendente y plana del techo, es típica de Porsche y supuso el mayor reto en el diseño del Taycan, ya que los vehículos puramente eléctricos suelen ser más altos que los convencionales. Para el Taycan, Porsche ha encontrado otra solución específica para una limusina plana y deportiva como el Taycan – el denominado «garaje para pies», un hueco en la batería en el reposapiés trasero. Así se consigue más confort en los asientos traseros, la altura tipicamente baja de un deportivo y un centro de gravedad extremadamente bajo, que se traduce en una mejor dinámica de conducción.

Frontal enérgico, sensacionales valores de aceleración

Capó inclinado, guardabarros arqueados, dos molduras bien marcadas, entradas de aire en vez de rejilla delantera – el frontal del nuevo Taycan revela claramente sus orígenes. Sus valores de aceleración son sensacionales: en la versión superior Turbo S el Taycan acelera de 0 a 100 km/h con una potencia overboost de hasta 560 kW y control de arranque en solo 2,8 segundos. La marca de 200 km/h la alcanza en 9,8 segundos. Velocidad máxima: 260 km/h. Con un valor Cₓ a partir de 0,22 el deportivo eléctrico ofrece además el mejor valor Cₓ de todos los modelos Porsche disponibles actualmente – una contribución decisiva para un consumo reducido de energía y para una autonomía elevada. El sistema Porsche Active Aerodynamic (PAA) ofrece, además de las entradas de aire regulables del frontal, un alerón trasero variable. Un chasis de suspensión neumática reduce además la superficie frontal a altas velocidades rebajando el Taycan en dos etapas.

Óptica flotante

El diseño tridimensional de los faros principales combinado con matrices LED de última generación es el fruto de una intensa labor de desarrollo. Objetivos principales: mayor rendimiento lumínico, integración de todos los elementos de iluminación en una sola carcasa y una reinterpretación del grafismo de Porsche para el faro diurno con sus cuatro puntos. En el Taycan, los faros no están enrasados con la carrocería, sino que parecen flotar en entradas de aire laterales. El aire los rodea, se dirige a las ruedas y vuelve a salir por los pasos de rueda. De esta manera, la corriente se atenúa en los arcos de rueda, con las consiguientes ventajas en la aerodinámica, menor resistencia y más autonomía.

«Me atrevo a afirmar que hemos conseguido una nueva definición arquitectónica en los vehículos de tracción exclusivamente eléctrica».

Michael Mauer, Director de Style Porsche

Banda de luz LED

Al principio la banda de luz LED que se extiende a lo largo de la zaga con el logo de Porsche estaba reservada a los modelos 911 de tracción integral, pero ahora lo llevan todos los Porsche. En el Taycan el nombre del fabricante está formado por primera vez por letras tridimensionales de vidrio. Están insertadas en una gráfica negra también tridimensional que imita un circuito electrónico – un diseño que simboliza el flujo energético del deportivo eléctrico.

Entradas de aire de refrigeración

A diferencia de los vehículos tradicionales con motor de combustión, las entradas de aire de refrigeración del Taycan son visiblemente más pequeñas. Cierran el frontal hacia abajo, realzando, junto con el capó plano, su carácter deportivo. Además, las tomas de aire desempeñan una función técnica: no solo alimentan el circuito de refrigeración, sino que dirigen deliberadamente el aire para la refrigeración de los frenos.

Ruedas dinámico-deportivas

Las ruedas optimizadas en aerodinámica y peso en los tamaños de 20 y 21 pulgadas no solamente tienen un efecto técnico positivo gracias a sus masas sin suspensión reducidas y la mezcla perfecta entre desvío del aire de refrigeración de los frenos y penetración aerodinámica, sino que visualmente, además, realzan el aspecto deportivo y dinámico del Taycan. El cliente puede escoger entre una configuración clásica –por ejemplo con llantas de aleación de radios cruzados– y un diseño contrastado de dos colores, en el que los radios y el flanco se encuentran marcadamente diferenciados, generando un novedoso efecto visual al girar las ruedas.

Carrocería

Pulsando un botón del mando a distancia, los tiradores de las puertas se despliegan desde su posición hundida. Ocultos durante la conducción, estos elementos refuerzan el aspecto discreto y purista del Taycan. Conexiones de carga situadas en los guardabarros delanteros permiten una confortable carga de corriente, a la vez que se estructura en gran medida la superficie ubicada entre los mismos. Unas llamativas muescas en la carrocería y el uso de bordes luminosos generan, junto con los faldones laterales de color negro, un aspecto dinámico y soberbio.

Óptica rebajada y ancha

Especialmente llamativos son los robustos guardabarros y la esbelta cabina, la denominada «greenhouse». Junto con el trazado horizontal de las líneas, el cuerpo del vehículo adquiere un talle llamativamente fuerte y el aspecto rebajado y ancho típico de Porsche. Otro elemento característico del deportivo de Zuffenhausen es su alerón trasero de baja altura, adaptable a cada situación de conducción, que en el caso del Taycan incluye tres niveles. El difusor trasero, con diseño de láminas y aerodinámicamente optimizado, cierra el vehículo en la parte trasera inferior junto con la matrícula, también situada a baja altura. Con ello, el Taycan se acerca todavía más al asfalto.

Porsche Taycan Turbo S
Consumo de corriente combinado: 26,9 kWh/100 km;
Emisiones de CO2 combinado: 0 g/km

Porsche Taycan Turbo
Consumo de corriente combinado: 26,0 kWh/100 km;
Emisiones de CO2 combinado: 0 g/km

Thomas Lötz
Thomas Lötz

Artículos relacionados