Diferentes ayer y hoy

También una década después de la inauguración, en el Museo Porsche de Zuffenhausen aún hay mucho por descubrir. Una mirada exclusiva a las piezas que se podrán ver por primera vez en la exposición en 2019.

  

Porsche 910/8 Bergspyder (1967)

Este vehículo es una rareza de la colección del Museo Porsche. Más de 50 años después de su éxito más importante sale de nuevo a la luz el 910/8 Bergspyder de 1967 – puesto a punto por el equipo del taller del museo. Con él, Porsche exploró los límites de la construcción ligera de entonces y ganó en 1967 y 1968 el Campeonato Europeo de Montaña. El titanio, el magnesio, el aluminio y el plástico sustituyen a los materiales convencionales. La celosía de tubos que hay debajo de la envoltura exterior de fibra de vidrio solo pesa 28,1 kilos. El tren de rodaje corresponde a los estándares de la tecnología de la Fórmula 1 de aquel tiempo. En total, este peso ligero sumaba 440 kilos, y con 202 kW acelera (275 CV) de 0 a 100 km/h en solo tres segundos.

Chaqueta de equipo llevada por Norbert Singer (1971)

Esta leyenda del automovilismo fue ingeniero de carreras en el departamento de competición de Porsche, consiguió 16 victorias absolutas en Le Mans y fue la fuerza impulsora de muchos avances cuya influencia se deja sentir hasta nuestros días. Norbert Singer ha guardado algunos de los objetos que jugaron un papel en su primera intervención como ingeniero jefe para Porsche, entre ellos su chaqueta de equipo. Esta carrera de 1.000 kilómetros tuvo lugar en Zeltweg/Austria el 27 de junio de 1971. Más aún que del propio debut, Singer se acuerda de un detalle técnico: en esa ocasión Porsche utilizó por primera vez en el 917 un sistema antibloqueo de frenos Teldix. Su chaqueta se puede ver a partir del 14 de mayo en el marco de la exposición especial «50 años de 917 – Colours of Speed».

«Allgemeine Automobil-Zeitung» (1900)

Este documento del archivo de Porsche, un ejemplar del Allgemeine Automobil-Zeitung («periódico general del automóvil») tiene 119 años. En la portada aparece el Lohner-Porsche, un vehículo de tracción puramente eléctrica concebido, diseñado y fabricado por Ferdinand Porsche para la empresa vienesa Jacob Lohner & Co k.u.k Hof-Wagen-& Automobil-Fabrik. Sendos motores de cubo en las ruedas delanteras del biplaza abierto procuraban juntos hasta 7 CV de potencia. El «Phaeton eléctrico», que alcanzaba una velocidad de hasta 37 km/h, fue presentado en abril de 1900 en la Exposición Internacional de París. Así, el documento más antiguo del archivo de Porsche tiende un puente hacia el futuro en dirección a la movilidad eléctrica. El periódico encontrará un día su lugar junto a un Porsche Taycan en la exposición del museo.

Porsche Cayman GT4 Clubsport (2015)

A partir de ahora, un ejemplar del Porsche Cayman GT4 Clubsport de 2015 dará testimonio de la historia deportiva más reciente de la empresa. No obstante, con sus 283 kW (385 CV) y sus 295 km/h de velocidad máxima, este deportivo con motor central y solo 1.300 kilos de peso sigue participando en más de 20 competiciones de marca.

Porsche 911 Turbo «Flachbau» descapotable (1989)

El Porsche 911 inspirado en el 935 solo estaba disponible en el «programa de pedidos especiales». Modificado a mano, si el coupé en sí es hoy poco frecuente, la variante descapotable aún es más rara. A partir de ahora, un ejemplar de color verde abeto enriquece la exposición del Museo Porsche, que en su función de preservador de la historia amplía continuamente la colección empresarial. El cabriolet «Flachbau» es la adquisición más reciente de Zuffenhausen.

Estudio conceptual 917 No 23 a escala 1:1 (2013/14)

Fue un pequeño equipo de tan solo 20 personas, reclutadas en el Departamento de Diseño y Desarrollo de Porsche, el que en 2013 recibió luz verde para construir un prototipo, un homenaje al Porsche 917 rojiblanco con el que, en 1970, la pareja de pilotos Hans Herrmann/Richard Attwood se llevó la primera victoria absoluta de las 24 Horas de Le Mans. Sin embargo, el proyecto, iniciado con motivo del ingreso de Porsche en el Campeonato Mundial de LMP1, no pasó de la maqueta de arcilla. Este prototipo, recubierto de una película adherente, se guardó en el almacén y hasta hoy solo se había exhibido internamente. Ahora el Museo Porsche lo muestra por primera vez al público.

INTERACTIVO Y CERCANO

En el futuro, en lugar de una audioguía, los visitantes del Museo Porsche recibirán un acompañante en formato smartphone. La guía multimedia, con 5.000 fotografías y 700 filmaciones y grabaciones de audio informa ampliamente sobre cada pieza expuesta. En la nueva Porsche Touchwall interactiva se muestra mediante superposiciones cómo ha ido cambiando cada una de las piezas exhibidas. Además, en 2019 el museo ofrece por primera vez visitas guiadas de la planta. Estas informan sobre los inicios de la empresa y el desarrollo de la fábrica original en las décadas pasadas hasta la ampliación actual para la producción del Taycan.

www.porsche.com/museum

Thorsten Elbrigmann
Thorsten Elbrigmann